Mi cámara y yo: Todo por un piso

Mi cámara y yo: Todo por un piso

¿Saben lo que es la nuda propiedad? ¿Han notado que muchos locales se están convirtiendo en viviendas? ¿Cuánta gente conocen que se ha tenido que ir a vivir fuera de Madrid, incluso, fuera de los límites de la comunidad? Mientras los expertos hablan de estancamiento de los precios y desaceleración en el sector inmobiliario, los madrileños siguen buscando fórmulas “imaginativas” para acceder a una vivienda. “Mi cámara y yo” examina algunas de ellas en “Todo por un piso”.

Vender la nuda propiedad de la vivienda es una práctica habitual en Europa cuando se llega a la edad de la jubilación, pero era prácticamente desconocida en España hasta hace unos años. Consiste en vender el título de propiedad, conservando el derecho al uso del piso hasta el momento del fallecimiento. Angelines, 73 años, lo ha hecho y explica feliz su experiencia a MCY. “Mi piso estaba valorado en 280.000 € y me han dado 160.000. He arreglado alguna deuda pendiente y con el resto, completo la jubilación”.

Otra tendencia en alza es la transformación de locales en viviendas. Desde 2015, el ayuntamiento de Madrid ha autorizado más de 800 cambios de uso. Para propietarios de locales se ha convertido en una oportunidad y para los posibles compradores o inquilinos, en una opción más barata que un piso en altura. Puede que algún día Jorge y Sonia se planteen hacer algo parecido con su peluquería de Lavapiés. Hoy por hoy recorren diariamente 70 kilómetros entre Madrid y la localidad toledana de Seseña, donde hace 25 años compraron el piso que podían permitirse con sus ingresos.

Para muchos ésta es la mejor opción posible, a falta de cumplir los requisitos para optar a una vivienda pública. MCY visita en el PAU de Carabanchel una promoción que se sorteará en los próximos meses, con precios de alquiler que van de los 65 € a los 500 €. Desde 1981, el ayuntamiento de Madrid ha entregado 25.000 viviendas sociales, en venta o alquiler.