Plantando cara al desperdicio de alimentos

Plantando cara al desperdicio de alimentos

Las familias españolas tiran cada año alrededor de 604 millones de kilos de comida, lo que supone que unos 250 euros por hogar acaban directamente en la basura. En todo el mundo, la FAO estima que anualmente se desperdician 1.300 millones de toneladas de comida.

Frente a estos abrumadores datos, unos jóvenes daneses decidieron abanderar el movimiento #lacomidanosetira y en 2016 crearon la aplicación móvil To Good to go. A través de ella, supermercados, restaurantes, hoteles y comercios ofrecen a particulares el sobrante de sus alimentos en packs que cuestan, siempre, menos de cuatro euros.

Los establecimientos reducen de esta forma su desperdicio de alimentos y los usuarios ahorran dinero.