Olmeda de las Fuentes, del surrealismo artístico a la creación de videojuegos

Olmeda de las Fuentes, del surrealismo artístico a la creación de videojuegos

María es ilustradora de videojuegos japoneses. El Covid-19 le llevó a huir de la capital para asentarse con su familia en Olmeda de las Fuentes. Estudió bellas artes y animación para películas y videojuegos japoneses, ahora teletrabaja desde este rincón de inspiración artística en la sierra sur madrileña.

Situado a una hora de Madrid y lleno de casas blancas, callejuelas estrechas y apenas 400 habitantes. Un municipio que ha sido habitado desde los años 60 por poetas, novelistas, pintores y críticos de arte.

Aquí han convivido una larga lista de artistas: Álvaro Delgado, Luis García Ochoa, Alberto Moreno, Vela Zanetti, Francisco San José y Pilar Aranda, Eugenio Granell, José Frau, Joaquín Valseiro.

Hasta 1954 se llamaba Olmeda de las Cebollas, pero a sus habitantes no les gustaba y decidieron cambiarlo por su nombre actual.

Pero todo esto, Lucie Geffré lo desconocia, cuando aterrizó en Olmeda. Otra pintora francesa que acabó en este pueblo madrileño por casualidad; unos amigos le habían hablado de él. Sin embargo, desde su luminoso estudio afirma: “nunca ha elegido mejor lugar para ejercer la profesión”.