Una droguería por la que no pasa el tiempo

Una droguería por la que no pasa el tiempo

En 1926 don Manuel Riesgo reconvirtió en droguería el antiguo herbolario de un catalán que servía a la monarquía europea desde 1.866. A día de hoy y tras 150 años, la droguería Riesgo continúa como si el tiempo no hubiese pasado por ella, siendo un local protegido por el Ayuntamiento de Madrid.

Manuel llegó a la capital desde Luarca (Asturias) y comenzó con la venta de productos químicos hasta que las generaciones que le sucedieron fueron ampliando el mercado a la alimentación y la cosmética, que hoy en día son los productos más vendidos. Quieren saber de entre todos ellos ¿cuál es el producto estrella? Pues sin duda el ácido hialurónico, el colágeno o la elastina para uso doméstico, es decir, para añadirlo a cualquier crema hidratante que tengamos en casa.

Sepan que no es lo único curioso que podemos encontrar en esta mítica droguería, también venden esperma de ballena como lubricante, sangre de dragón o cloruro de oro para restaurar obras de arte. Ahora que está tan de moda el make yourself o hazlo tú mismo, aquí tienen la tienda ideal para encontrar todo lo que necesiten o se les ocurra.

Mejores Momentos

Programas Completos