¡Bendito veneno!

¡Bendito veneno!

Por paradójico que resulte, el veneno de araña, serpiente o escorpión además de matar, puede curar enfermedades. Con ese objetivo, Maria Ikonomopoulou y Manuel Alejandro Fernández Rojo, investigadores del IMDEA (Instituto Madrileño de Estudios Avanzados), han creado en Madrid un biobanco de miles de potentes venenos procedentes de animales de todo el mundo, con fines terapéuticos.

Ya existen 6 fármacos derivados de venenos, para combatir enfermedades como la diabetes o la hipertensión. Manuel asegura que tan solo se ha investigado un 5% de los venenos de animales. "Tenemos trabajo para otras tres o cuatro vidas –asegura-, para conseguir fármacos y medicamentos a partir de estas peligrosas sustancias". Si quieren conocer los últimos avances y tecnologías positivas derivadas del veneno, no se pierdan ¡Dame Veneno!, en Mi cámara y yo

Mejores Momentos

Programas Completos