Madrileños por el Mundo

Buscador de destinos de MxM

Verona, la ciudad de Romeo y Julieta

Nos desplazamos a 1.306 Km de Madrid para visitar la cuarta ciudad más turística de Italia. Dos mil años de historia encerrados en poco más de 200 km cuadrados, ésta es, en síntesis, Verona, un lugar en el que se integran armoniosamente elementos artísticos pertenecientes a distintos períodos históricos.

Madrileños por el Mundo recorre la Verona de Shakespeare, la ciudad de los enamorados, el lugar en el que se revive la eterna historia de los dos desafortunados amantes por excelencia: Romeo y Julieta.

Nuestra primera madrileña, Mónica del barrio de La Guindalera, nos recibe en la Piazza delle Erbe, conocida como “El monumetno de Verona”, es el lugar donde se sitúa durante todo el año el mercado de verduras y hortalizas. Preside esta famosa plaza la Torre dei Lamberti, que todavía conserva sus campanas de la edad medieval y desde la que se divisa toda la ciudad. Recorremos la calle en la que nació Emilio Salgari y visitamos con Mónica la estación de tren de Verona, donde conoció a su marido, Nicola, al que conocemos en su tienda de decoración. Mónica nos lleva a conocer al patrón de la ciudad, San Zeno, un obispo muy venerado en toda Verona, cuya imagen se ubica en la Basílica de San Zeno Maggiore, en la que recorremos su histórico claustro.

Mónica nos presenta a Silvia, otra madrileña de su mismo barrio que vino a Verona para trabajar en el departamento de marketing de la conocida empresa de pasta fresca Giovanni Rana, que nación en esta ciudad hace más de 50 años.

Nuestra siguiente madrileña, María Luisa de Las Rozas, es la única guía turística española que hay en Verona. Nos recibe ante el impresionante anfiteatro romano Arena di Verona, la joya de la ciudad, mundialmente conocido por las representaciones de ópera que se realizan en su interior a finales de junio, julio y agosto. Frente al anfiteatro recorremos la Via Mazzini donde se encuentran algunas de las tiendas más exclusivas de esta ciudad en la que la moda desempeña un importante papel, de hecho aquí nació el conocido grupo Calzedonia.

En medio de esta calle comercial nos encontramos con la Casa de Giulietta, la protagonista de la historia de amor más conocida de la historia. Aquí vienen enamorados de todo el mundo a dejar sus mensajes de amor en unas paredes que tienen que cambiar cada pocos meses. En el interior de esta casa se encuentra el famoso balcón y una escultura de Julieta, cuyo pecho tocan todos los visitantes para que les traiga suerte. María Luisa nos explica cómo se transforma la ciudad en la época que ellos llaman “Verona in love”, que lógicamente tiene lugar en San Valentín y nos lleva a probar los dulces típicos de este lugar, baci di Giulietta e Romeo (los besos de Romeo y Julieta).

Nos acercamos a Porta dei Leoni, la puerta de salida de la ciudad, que fue descubierta al tirar un edificio y María Luisa nos explica que es muy frecuente encontrar vestigios romanos por toda la ciudad.

Nuestro siguiente madrileño, Carlos de Delicias, nos lleva a La Valpolicella, probablemente la zona de Italia donde más vino se produce. En el Ristorante Enoteca Al Covolo brindamos por Madrid degustando el delicioso vino Recioto della Valpolicella. Carlos nos enseña el ambiente nocturno de la ciudad y la puerta romana conocida como Porta Borsari, donde nos despedimos de nuestro madrileño.

Mar, del Paseo de La Florida, llegó a Italia con una beca de estudios y no regresó a Madrid. Mar nos enseña el río Adige, el segundo más importante de Italia. Con ella visitamos el Ospedale G.B.Rossi, el hospital policlínico universitario donde trabaja, además de en la Facultad de Medicina en la que desempeña su función como profesora titular de microbiología. Para disfrutar de unas espectaculares vistas de Verona ascendemos con Mar por la “scalone” que nos lleva al Castel San Pietro. Con el Castelvecchio de fondo nos despedimos de Mar para ir a conocer a nuestra última madrileña.

Itziar, de Plaza de Castilla, nos recibe con su marido en el Lago di Garda, el más grande de Italia, donde muchos veroneses pasan su tiempo de ocio. Con ella vamos a degustar un plato típico de la zona de Verona: los tortellini.