Pekín, una ciudad de contrastes

Pekín, una ciudad de contrastes

Desde la Torre de Observación de Pekín podemos disfrutar de una de las mejores vistas de la ciudad, que además es veintiocho veces más grande que Madrid. Con motivo de los Juegos Olímpicos de Pekín, la ciudad se reformó por completo.

El estadio olímpico construido con acero, permite recoger la energía solar y la lluvia para el riego. Supusieron la modernización de la ciudad. En los muros que recogen los nombres de los atletas encontramos el nombre de Rafa Nadal, que ganó el oro. España consiguió en Pekín 5 oros, 11 platas y 3 bronces.