Buscador de destinos de MxM

Toulouse, la ciudad rosa

Madrileños por el Mundo se desplaza a tan solo 552 Km de Madrid, al otro lado de los Pirineos, para conocer Toulouse. Una ciudad de contrastes en la que pasamos de un centro histórico de calles estrechas, palacios renacentistas y patios casi ocultos que dejan fuera de los edificios la animación y el movimiento de la ciudad, a la riqueza natural y gastronómica de su rica campiña.

En la plaza de Arnaud Bernad, situada en un barrio habitado principalmente por inmigrantes, nos encontramos con nuestra primera madrileña, una trabajadora social del Pinar de Chamartín llamada Laura. Con ella visitamos la Basílica de Saint Sernin (Basílica de San Saturnino), la segunda más antigua de Francia, y recorremos las entrañas de la cuarta ciudad universitaria del país hasta llegar a la Place du Capitole, la plaza mayor de Toulouse, donde se encuentra el edificio que le da nombre y que alberga al Ayuntamiento. Nos hacemos una foto con una preciosa escultura de Jean-Louis Toutain titulada “La maternité” y nos acercamos al río Garonne, en cuya orilla se construyó el primer Hospital de peregrinos donde se atendía a los primeros peregrinos del Camino de Santiago. Nos despedimos de Laura viéndola actuar con su grupo musical.

Toulouse también es conocida por albergar una de las mayores empresas aeronáuticas del mundo, Airbus, donde trabaja el marido de nuestra segunda madrileña, Eva, que nos recibe en un mercado, donde encontramos productos típicos de la zona como el fenouil (hinojo), el pato o las palomas y las diferentes clases de foie, de vinos y de fromages (quesos), de los que en Francia existen más de mil denominaciones de origen. Cogemos el metro, que sólo tiene dos líneas, para visitar el Jardin des Plantes, un precioso parque donde crecen diferentes especies vegetales y animales, y recorremos el llamado barrio de los anticuarios observando la típica construcción en ladrillo de las casas tradicionales de Toulouse, gracias a la cual esta ciudad es conocida como “la ciudad rosa”.

No se nos ocurre mejor lugar para encontrarnos con nuestra tercera madrileña, Alma de Aluche, que en la panadería en la que trabaja. Allí vemos como elaboran la tradicional quiche, deliciosos pasteles al limón y hasta veinte clases diferentes de pan. Paseamos por el Canal du Midi, donde encontramos antiguos barcos de transporte que han sido transformados en viviendas. Recorremos las calles de la ciudad para encontrarnos con el Monument aux mort, que conmemora el final de la I Guerra Mundial y el Convento-Museode los Agustinos, que fue convertido en cuartel general por Napoleón, y continuamos hasta llegar a la Catedral de Saint-Etienne y a la fuente más antigua de Toulouse, conocida como Le Griffoul.

En el barrio de Prosperidad nació un piloto de pruebas llamado Fernando Alonso, pero este madrileño no pilota automóviles sino aviones y ostenta el cargo de Jefe de operaciones en vuelo de Airbus. Nuestro madrileño nos enseña el avión de pasajeros más grande del mundo, el A-380, entramos en el simulador de vuelo y en el llamado “pájaro de hierro”, donde vemos todos los equipos del interior del avión.

Germán de Arturo Soria, nos espera con su mujer, Nadia, en una zona al suroeste de Toulouse conocida como Armagnac, donde hay una gran afición por el mundo taurino. En este pueblo visitamos una casa típica de la campiña francesa del año 1882, donde degustamos un licor típico a base de vino, licor de naranja y champán. En esta región se produce vino blanco con la denominación de origen Vins des Côtes de Gascogne, visitamos una bodega de vino donde también se elabora el típico licor de Armagnac, recorremos en tractor una extensa plantación de maíz, vemos el lugar donde crían a más de ochocientos patos para posteriormente elaborar foie y nos enseñan cómo cazan palomas salvajes que se utilizan como alimento.

Marta Santos, del Parque de las Avenidas, nos recibe en un club de golf donde tiene una exposición con las esculturas que ella misma crea con materiales reciclados. Con nuestra madrileña visitamos la preciosa ciudad medieval de Carcassonne, disfrutando de las espectaculares vistas de su muralla y su castillo y de las acogedoras tiendas del interior.