Buscador de destinos de MxM

San Francisco, el sueño americano

Recorremos en avión 9.317 kilómetros desde Madrid para visitar San Francisco (California), una de las ciudades más visitadas del mundo pues más de 2 millones de turistas llegan aquí cada año para averiguar cómo es el sueño americano. En sus empinadas calles -la ciudad está construída literalmente sobre unas colinas- se han grabado infinidad de películas.

Conocida por emplemas como el Golden State Bridge, Silicon Valley o la isla de Alcatraz, San Francisco goza de un ambiente de película al que han venido a vivir numerosos madrileños.

Subido en un monocarro nos encontramos con Tomás, madrileño de Arturo Soria que vino a triunfar a San Francisco hace 8 años y ahora es vicepresidente de una start up financiera. Con él empezamos nuestro recorrido en Nob Hill, en pleno centro de la ciudad y uno de los lugares más demandados para vivir.

Luego nos acercamos al mítico Golden State, el emblema de la ciudad y el puente más fotografiado del mundo. Se inauguró en 1937 y costó nada menos que 27 millones de dólares. Para cruzar el puente en coche hay que pagar 6 dólares.

En la bahía de San Francisco nos topamos con un el USS Pampanito, un submarino que participó en la 2ª Guerra Mundial y que ahora se ha convertido en un museo. La visita a su interior cuesta tan sólo 10 dólares.

Muy cerquita, en la misma bahía, nos sorprende el asentamiento de leones marinos, en el puerto deportivo Pier 39. Todo un espectáculo para los turistas. Tocarles o molestarles está fuertemente penado.

Por supuesto, no podríamos perder la oportunidad de montarnos en los Cable Car, uno de los famosos tranvías que recorren las irregulares calles de San Francisco. Por 5 dólares el trayecto, recorremos las calles céntricas con casas victorianas a uno y otro lado. La sensación es la de estar en medio de una película de Hollywood.

Lombard Street fue nuestro siguiente destino, con sus laberinto de calles empinadas es una de las postales típicas de la ciudad. Aquí se han rodado más de 500 películas, como la Señora Doubtfire o Instinto Básico.

Saliendo del centro, a 40 minutos de San Francisco, nos vamos a visitar Standord, una de las universidades más prestigiosas de todo Estados Unidos. Se dice que los ingenieros y emprendedores que pasaron por esta Universidad fueron los creadores de Silicon Valley, el epicentro del mundo tecnológico norteamericano.

Nuestra siguiente madrileña, Alicia -de Ciudad Lineal- lleva casi toda la vida (26 años) viviendo aquí. Nos enseña su barrio, La Misión. Un lugar plagado de casas victorianas modernas, como la suya. Entramos a verla y se nos saltan las venas de envidia sana...

Height Ashbury, el barrio hippie de San Francisco, fue nuestro siguiente destino. A finales de los 60 aquí se asentó el movimiento hippie y nació en activismo ecológico. Hoy en día es uno de los barrios más famosos y visitado de toda la ciudad.

Junto al barrio financiero, nos disponemos a entrar en Chinatown, otro de los grandes atractivos de San Francisco. En este inmenso barrio chino vivió durante el rodaje de algunas de sus películas el mítico actor Bruce Lee.

Salimos de Chinatown para ir a ver el barrio de Castro, emblemático por acoger y reunir a muchos gays y lesbianas de la ciudad.

San Francisco City Hall, en el Downtown, se abrió al público en el año 1915. Posee la quinta cúpula más grande del mundo y es un lugar elegido para casarse. Famosos como Marilyn Monroe lo hicieron y nosotros tuvimos la oportunidad de presenciar un casamiento en directo.

Nos damos un paseo por el Golden State Park, el pulmón de la ciudad con cinco kilómetros de largo y un 1 kilómetro de ancho. Además del punto de encuentro de deportistas, el parque es visitado cada año por más de 13 millones de personas.

Tras el paseo, nos acercamos a observar la puesta de sol desde la playa de San Francisco (San Francisco Ocean Beach). Con estas vistas impagables nos despedimos de Alicia, deseando volver algún día a Madrid.

Félix, madrileño de Carabanchel, es profesor personal de Aikido, un arte marcial muy popular en Japón. Con él nos vamos a conocer la zona del centro financiero y visitamos las mismísimas oficinas de Google que, por supuesto, nos ponen los dientes largos...

Desde una avioneta observamos, a vista de pájaro, la inmensa bahía de San Francisco que mide 90 kilómetros de Norte a Sur. Vemos en su máximo esplendor el Golden State, Sausalito y la famosa -por su prisión- isla de Alcatraz.

Alba, madrileña de Mirasierra, lleva ocho años viviendo en San Francisco. Nos lleva a visitar una iglesia cristiana en el sur y presenciamos una ceremonia ciertamente impactante.

Después nos desplazamos hasta San José, una de las ciudades más importantes y pobladas de todo California. Visitamos el que fue el primer asentamiento español en California.

En otro registro completamente diferente, nos vamos a visitar -por fuera, por temas de seguiridad- las oficinas centrales de Facebook , la red social más famosa del mundo. Está en el nº 1 de la calle Hacker Way.

Luego nos vamos a Palo Alto, el corazón de Silicon Valley, donde viven la mayor parte de ejecutivos de todo Silicon Valley y profesores de Standford.

Pocos sitios más curiosos podremos descubrir en el mundo como la mansión de Winchester, el mayor fabricante de rifles de los Estados Unidos. Entre 30 y 50 euros cuesta la visita a una finca de 24 mil metros cuadrados, cientos de puertas y habitaciones y una amplia y truculenta historia. Merece la pena la visita.

Tras ello, despedimos el reportaje en el norte de California, en Santa Cruz, el paraíso de los surferos californianos. Aquí las olas llegan a alcanzar la altura de edificios de cuatro plantas. Entre olas, sol y unas sonrisas despedimos este magnífico viaje a uno de los destinos soñados por cualquier turista. Hasta pronto San Francisco.