Una ciudad con el arte por bandera

Una ciudad con el arte por bandera

Decir arte es decir Montpellier. Las calles de la ciudad son escaparate de los artistas locales, un auténtico museo al aire libre. Los primeros en decorar la ciudad fueron Invaders y Zeus en 1999, con su ya conocido mosaico de personajes de videojuegos.

El arte urbano de la ciudad echa mano a todo tipo de material, desde “trampantojos” que se confunden con las ventanas de las fachadas de los edificios hasta grafitis y bicicletas que sobresalen de las paredes o se encajan en barandillas, un conjunto artístico que, junto con la herencia medieval y romana, se ha convertido en el sello distintivo de Montpellier.

Mejores Momentos

Programas Completos