El Palacio de Catalina, un regalo matrimonial digno de una emperatriz

El Palacio de Catalina, un regalo matrimonial digno de una emperatriz

El Palacio de Catalina era la residencia de verano de la familia imperial y se encuentra en las afueras de la ciudad. Tiene 300 metros de fachada y fue reconstruido minuciosamente tras ser destruido durante la Segunda Guerra Mundial, incluyendo las riquísimas estancias recubiertas de ámbar y oro. Es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Turismo