Conectados por el mundo - Programa 3

Conectados por el mundo - Programa 3

En la tercera entrega de 'Conectados por el mundo' hemos continuado conociendo con Miguel Valle la realidad y la situación de los madrileños y las madrileñas que viven en otros países.

En esta ocasión hemos conectado con Seúl, la Patagonia Chilena, Birmingham, Sídney, Bombay y San Diego.

Comenzamos en Corea del Sur, uno de los países que mejor están conteniendo la propagación del virus: se han realizado más de 650.000 tests gratuitos a la población y se han desarrollado aplicaciones para que las personas puedan autodiagnosticarse. Una de las medidas que se han tomado ha sido la geolocalización a través de los teléfonos móviles: las personas contagiadas tienen que descargar una app desde donde se controla el perímetro en el que pueden estar. Además, el gobierno envía alertas a través del móvil a toda la población para avisar de nuevos contagios y la zona donde se encuentran los contagiados.

También hemos viajado hasta Australia, donde María y Pablo trabajan como dermatólogos. Ellos nos han explicado cómo la baja densidad de población del país y sus altas temperaturas están ayudando a detener la propagación del virus. Sin embargo, no bajan la guardia. Ellos son dermatólogos y nos cuentan los protocolos que siguen para poder acceder al centro sanitario donde trabajan.

Cruzamos el mundo, vía Internet, hasta la Patagonia Chilena, donde nuestra madrileña Beatriz. Nos cuenta que en los últimos días la situación en el país se ha agravado y hay más de 30.000 personas contagiadas. Además, Beatriz y su pareja se dedican al turismo, uno de los sectores más afectados por la pandemia de COVID-19. El lugar donde viven es una de las zonas más turísticas de país.

En Birmingham hemos conectado con Óscar. Él es camionero y se dedica al transporte de alimentación. Gracias a su trabajo hay abastecimiento en los supermercados y es que, como él mismo nos ha contado, estos días su volumen de trabajo ha aumentado muchísimo.

Y en Bombay, una de las ciudades más pobladas del mundo, nuestra madrileña Sonia nos ha enseñado cómo la contaminación en India ha descendido hasta llegar a los niveles de polución más bajos en 20 años. A mediados de marzo se cerraron las fronteras pero apenas se están realizando tests a la población. Además, hemos visto cómo las calles de Bombay, siempre transitadas por miles de personas, ahora se encuentran prácticamente vacías.

Por último, hemos conectado con Estados Unidos, el país del mundo con más fallecimientos por coronavirus. Concretamente hemos visitado virtualmente San Diego, donde incluso hemos ido a una de las playas más conocidas y concurridas de la ciudad, sin embargo, está prácticamente desierta.