La sangre hallada en la casa de Majadahonda pertenece a la mujer desaparecida

23.04.2015

La sangre encontrada en los registros del chalé de Majadahonda donde vivía Bruno H.V., en prisión provisional mientras se investiga el paradero de Adriana G., de 55 años, la inquilina argentina desaparecida, son de esta mujer, según han detallado fuentes de la Guardia Civil. Estos restos coinciden con los hallados en la picadora industrial de carne que se encontró en el garaje de la vivienda durante el primer registro y que el detenido podría haber utilizado para descuartizar a la mujer.