La enfermera con ébola pudo contagiarse al quitarse el traje y tocarse la cara

08.10.2014

La auxiliar de enfermería Teresa Romero pudo contagiarse del virus del ébola al tocarse la cara con los guantes cuando se retiraba el traje protector con el que había atendido al religioso Manuel García Viejo, fallecido a causa de la enfermedad en el hospital Carlos III de Madrid.Así lo ha admitido la paciente, según ha relatado a los periodistas el doctor Germán Ramírez, de Medicina Interna del hospital La Paz y miembro del equipo que la atiende.