La Comunidad defiende el protocolo y lamenta el "fallo humano" de la auxiliar

09.10.2014

La Comunidad de Madrid ha defendido hoy los protocolos que se siguieron en el tratamiento de los dos misioneros infectados por ébola, ya que sólo ha habido un caso de contagio que, según ha insistido, se debió a "un desgraciado error humano, un accidente" que pudo cometer la auxiliar Teresa Romero. Así lo ha reiterado en numerosas ocasiones el consejero de Presidencia y Justicia y portavoz del Gobierno regional, Salvador Victoria, durante una rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Gobierno.