Guerra de graffiteros

06.08.2012

Son grafitis. Expresiones artísticas con sprays con algún significado reivindicativo o simplemente estético. La ley los prohibe y los persigue en espacios públicos sin permisos, aunque están por todos lados. Incluso en camiones y furgonetas como ocurre en el barrio de Pcifico. Muchos comerciantes pagan porque decoren los cierres, escaparates o paredes de las tiendas. Esta última opción sí es legal y es lo que algunos comerciantes de Pacífico habían encargado a unos grafiteros de San Blas: que decorasen sus fachadas previo pago. Algo que no ha gustado mucho a los del barrio que no han dudado en destruirlos