Un vecino de El Escorial puede quedarse sin casa por talar un árbol

La vida de José Vélez, un vecino de El Escorial, cambió de forma radical el día que decisión cortar un árbol de su propiedad sin permiso del Ayuntamiento. José fue condenado a pagar una multa de 100.000 euros, más los intereses, en una sentencia que ha ratificado el Tribunal Supremo y que puede dejarles a él y a su familia en situación de desahucio.

José asegura que el árbol estaba enfermo y que suponía un peligro para la casa. "Un día, después de una tormenta, el árbol apareció inclinado tocando el tejado de la casa y lo talé sin pensar", explica el propietario que en ningún momento pensó la repercusión que tendría la tala. De hecho invitó a pasar a la casa a policías municipales para que vieran los trabajos de derribo. Como consecuencia de la tala, José fue condenado a pagar la multa que puede acabar en desahucio.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Ministerio de Justicia