Los últimos mohicanos del videoclub

A pesar del éxito de las plataformas de video on line, en Madrid siguen existiendo los videoclubs de toda la vida. Visitamos uno de ellos, abarrotado de cajas de dvds. Tanto que Fernando, su propietario, apenas tiene hueco para estar.

Fernando es uno de los últimos mohicanos del video. Lleva casi cuarenta años alquilando y recomendando títulos a los vecinos de Vallecas.

El de Fernando es de los videoclubs más antiguos de Madrid. Llegó a tener, en los años dorados del alquiler de películas, hasta 10.400 socios. Los sábados por la tarde trabajaban en la tienda cinco personas.

Y de Vallecas a Lavapiés, donde resiste también un videoclub gracias al crowdfunding. "Me da para vivir, no tener gastos, no tener jefe y hacer lo que me apasiona", nos cuenta Macia, su propietaria.

En todo Madrid permanecen abiertos 15 videoclubes. En toda la región son 35 y en el conjunto de España sobreviven 350 establecimientos.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Ministerio de Justicia