Pobreza energética, cuando la luz es un lujo

Madrid Directo

| 30.11.2017

Vanessa y su familia apenas puenden mantenerse con la renta mínima de 600 euros que tienen. Cuando llega el frío la situación empeora considerablemente porque casi no puede poner la calefacción, ni siquiera en la habitación de los pequeños. La cocina también es eléctrica y la lavadora la ponen de noche porque cuesta más barato. Las familias que se encuentren en una situación similar pueden acudir al centro de servicios sociales de su diistrtito para solicitar una ayuda.

Visitamos también la casa de Paca, una vecina de Vallecas de 68 años que cobra poco más de 600 euros al mes y que aprovecha al máximo las horas de tarifa más barata para realizar todas las tareas de la casa. Gracias a eso ahorra 50 euros en la factura de la luz. Nos cuenta cómo lo ha conseguido.