Ovejas bomberas

Madrid Directo

| 29.06.2011

Pepu se jubiló hace un par de años y desde entonces vive el sueño de su vida, que no es otro que ser pastor de un rebaño de ovejas y cabras. Se le vanta a las siete menos cuart de la mañana todos los días, llueva, nieve o haga un calor insufrible. En Madrid Directo le hemos acompañado en un día en el que había alerta amarilla por calor y hemos madrugado con él todavía más para huir de las horas en las que el sol está más alto. Lo más curioso de todo es que con el pastoreo su rebaño no sólo se alimenta, además contribuye de una manera muy activa a prevenir inciendios, puesto que toda la hierba que se comen no se convertirá en matas secas, que son uno de las principales focos de transmisión del fuego en caso de incendio.