No sin mis nietos

Madrid Directo

| 21.06.2012

La separación de unos padres o la muerte de uno de ellos o una revancha pueden ser las causa de que unos abuelos dejen de ver repentinamnete a sus nietos. En el reportaje conocemos a un grupo de abuelos que han pasado u están pasando por ese doloroso trance que, en ocasiones, llega hasta los tribunales, como último recurso.