Los profesionales de la muerte

Sepultureros y conductores ejercen un trabajo duro, tanto física como sentimentalmente

Madrid Directo

| 05.12.2017

En esta profesión no hay paro, porque lo único que hay seguro en esta vida es la muerte. Pero no es un trabajo fácil. Trabajar de sepulturero es un trabajo duro, tanto por el esfuerzo físico como por las connotaciones sentimentales que tiene transportar el cuerpo de un difunto. Jose Luis y Manuel llevan media vida trabajando en ello.