Visitamos una de las pocas esparterías que quedan en Madrid

Visitamos una de las pocas esparterías que quedan en Madrid

Sí, todavía quedan sitios así en Madrid. Visitamos este legendario establecimiento que nació en 1927 y vende todo tipo de objetos de esparto. Su dueño recuerda, con nostalgia, los orígenes del citado local.

“Iba al almacén con mi padre desde que tenía 8 años”

Casi un siglo después de su inauguración, sus cestos, botijos o persianas siguen decorando casas o formando parte del atrezzo de series y películas.

En esta espartería podemos encontrar esparto crudo, procesado o trenzado desde seis euros el manojo.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Madrid