Hallan en Algete a los menores rumanos desaparecidos en Torrelaguna

14.06.2011

Tras dos días de trepidante angustia la familia de Florín y Andrea, los niños rumanos de ocho y diez años que desaparecieron el domingo en Torrelaguna puede dormir con calma. Los pequeños estaban en Algete, a 28 kilómetros de su hogar, y han sido encontrados al fondo de un pozo de diez metros de profundidad y poco más de metro y medio de ancho.

Un equipo de Madrid Directo de Telemadrid, ha sido testigo en directo del momento en el que la madre de los niños recibía la feliz noticia de que por fin los habían encontrado. María, rumana de nacimiento, ha estallado de júbilo junto a su familia que no daba crédito a la buena nueva. "Están bien, están bien", gritaba y lloraba de emoción junto a los suyos.

La Guardia Civil prefiere no avanzar los detalles de cómo han podido llegar los niños hasta este pozo tan lejano de su vivienda, ya que la investigación está bajo secreto de sumario. Sin embargo, las personas que los han encontrado, dos chavales de 17 y 18 años que paseaban por la zona boscosa, aseguran haber oído decir a los niños que alguien les había arrojado allí.

Cuando los bomberos han llegado ha encontrado al niño y la niña que estaban "en buenas condiciones" y les ha trasladado en estado "leve" al hospital La Paz, simplemente con algunos arañazos y contusiones,

La madre de los niños, de nacionalidad rumana, denunció ayer que sus hijos se encontraban en paradero desconocido desde el domingo por la tarde cuando, según su versión, podrían haber sido "secuestrados" por su ex marido, que vive en Alemania. El matrimonio se divorció y la madre tiene la custodia de los pequeños, a los que el padre puede ver algunos fines de semana, aunque éste último no le tocaba.

El exmarido de la denunciante vive habitualmente en Alemania, aunque el resto de su familia reside en Torrelaguna.