El botellón que no deja descansar en Julián Romea

Madrid Directo

| 02.04.2012

Los vecinos de Julián Romea no pueden descansar cuando uno más lo necesita: el fin de semana. Cientos de jóvenes se dedican a botellear por la zona a sus anchas.Los vecinos y comercios de la zona aseguran que buena parte de la culpa la tiene la discoteca Cats ya que es el destino de estos bebedores que gritan, ensucian y molestan a sus alrededores. Dicen también que la discoteca no ha hecho nada, ni tiene a nadie, para impedir que esto se frene. El encargado de Cats niega que no se haga nada y asegura que ellos también están siendo perjudicados.