Así es un Madrid sin prisas

18.04.2011

Madrid es, se mire por donde se mire, una inmensa urbe llena de gente, de tráfico y del estrés que todo ello conlleva para sus ciudadanos, pero en vacaciones se convierte en un a especie de 'bella durmiente'. En Madrid Directo hemos salido a ver qué se cocía por la ciudad el lunes de Semana Santa y hemos comprobado que, en algunos momentos, la capital recordaba más a una película de Alejandro Amenábar que a la ciudad llena de tráfico de todos los días.

Los madrileños están encantados porque se puede circular en coche sin ningún atasco y "llegar a cualquier punto d ela ciudad en cinco minutos". Los turistas, por su parte, disfrutan de una estampa poco común de un Madrid a medio gas en el que se puede admirar la belleza de la ciudad sin tener que estresarse para llegar de un lado a otro.