Final feliz para Jara y su familia

Final feliz para Jara y su familia

Jara, por fin ha aparecido. Llevaba casi dos meses desaparecida y sus dueños sospechaban que alguien podría haberla robado para utilizarla como animal de caza. Jara es una galga, una raza muy común en esta actividad.

La familia ofrecía una recompensa de 1.000 euros y, finalmente, los temores de sus dueños no se han cumplido. El viernes pasado recibieron una llamada anunciando que habían encontrado a la perra.

La persona que rescató a Jara les envió un video para demostrar de que la noticia era verdad y acordaron un punto de recogida. Jara estaba desnutrida, deshidratada y presentaba alguna herida, pero el reencuentro fue doblemente feliz.