Ainhoa Sánchez, una wingwalker pionera en España

Realiza sus acrobacias a 600 metros de altura a bordo de un avión clásico

Madrid Directo

| 15.02.2018

La danza aérea es una actividad que consiste en realizar coreografías en el aire, una combinación de acrobacias y ballet con el único soporte de una tela. La dificultad es aún mayor cuando los ejercicios los realizas a bordo de un avión clásico a 600 metros de altura a 200 km/hora y realizando un giro de 360 grados, como es el caso de Ainhoa Sánchez, la primera y única wingwalker española. Hemos estado con esta acróbata aérea en el avión de época que acaba de comprar para realizar sus acrobacias. Ainhoa acaba de formar el primer equipo español de wingwalking, una disciplina que comenzó a practicarse en la I Guerra Mundial cuando los pilotos salían de sus cabinas para arreglar problemas mecánicos.