Vecinos de una urbanización de Rivas, cansados de los robos en su garaje

Vecinos de una urbanización de Rivas, cansados de los robos en su garaje

Los vecinos de una urbanización de Rivas están hartos del aluvión de robos que llevan sufriendo en los últimos meses. Los ladrones entran en los garajes y se llevan ruedas y hasta volantes de vehículos aparcados.

Los ladrones se llevan los vehículos por partes

Cesáreo, uno de los vecinos afectados, nos cuenta cómo los ladrones se llevaron las ruedas, el volante y parte del sistema eléctrico de su vehículo. Unos ocho mil euros en piezas. Y no es el único afectado. De hecho, muchos prefiere aparcar el coche en la calle.

Lo peor es que sienten que sus casas ya no son seguras. Desde el pasado mes de mayo se quedaron sin seguridad privada en su urbanización, desde que se la retiró la propiedad del edificio.

Desde entonces, las farolas están rotas, las cerraduras de los portales destrozadas y el garaje se ha convertido en el lugar preferido de los ladrones.

Desde que los ladrones se llevaron un mando del garaje, entran sin problemas

Por si eso fuera poco, además de robar ruedas, volantes y hasta asientos de los vehículos del garaje, los ladrones se llevaron en uno de esos robos un mando del garaje, con el que ahora entran sin tener que forzar la entrada.

Desde el Ayuntamiento de Rivas aseguran que ellos por su parte han ampliado la seguridad. Desde mediados de julio se han incorporado seis nuevos agentes. Además, asegura que en ese mes se detuvo a varios individuos que se dedicaban a robar baterías de coches. Asimismo, se ha incorporado un radio patrulla en funciones de vigilancia.

El Ayuntamiento de Rivas ha aumentado la seguridad en las calles

La empresa gestora del edificio es Lazora. Ellos aseguran que desde mayo ofrecen un servicio de vigilancia 'itinerante'. Esto consiste en que los vigilantes hacen rondas de vigilancia en tres edificios que esta empresa tiene en Rivas. Actualmente está revisando un plan de 'seguridad pasiva', como cámaras, alarmas, etc... Lazora sólo tiene constancia de dos incidentes durante agosto, que puede tener que ver también con el repunte de este tipo de delitos en periodo estival.