Vecinos de Navacerrada defienden al okupa de la vivienda de Eulalia

Eulalia por fín ha podido entrar a su casa, acompañada de sus familiares. Hace unos meses la anciana de 98 años estuvo ingresada en el hospital y cuando regresó se encontró sin poder acceder a la vivienda. Un conocido de la familia, ex novio de una sobrina, que vivía con ella, había cambiado la cerradura de la puerta y ocupado la casa.

Pero esta tarde, se han vivido momentos de tensión a las puertas de la vivienda. Algunos vecinos defienden al okupa. Dicen que "era una muy buena persona y que trataba muy bien a Eulalia". "No era un golfo ni un sirvengënza", señalan, remarcando que era él quien la " acompañaba al médico".

Los familiares acusan al okupa de robo, agresión y también de maltrato y vejaciones a la anciana. Él no lo niega. "La justicia pondrá las cosas en sus sitio, van a tener que demostrarlo", señala.

Tras la intervención de la empresa Desokupa, Mohamed entregó ayer por la noche las llaves en comisaria.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Ministerio de Justicia