Mirar sin ver, nos ponemos en la piel de una persona invidente

Mirar sin ver, nos ponemos en la piel de una persona invidente

Carolina tiene 45 años, hace 20 se trasladó a Madrid, quería cumplir su sueño: ser músico profesional. Su vida cambia por completo a los doce años cuando pierde la vista, lo que no impide conseguir la meta. Hoy es autónoma y trabaja como músico profesional impartiendo clases de piano y dirigiendo coros.

Nuestro reportero, Rafa Rodrigo, se pone en la piel de Carolina. Camina por las de Madrid, encuentra inventos como el “colorino” (un detector de colores), aprende a comprar y, redescubre un mundo con los ojos tapados.

Mejores Momentos

Programas Completos