De la pornografía a las manadas

Este 2019 se han cometido en España 44 violaciones múltiples. Las últimas han sido las de Bilbao, Benidorm, Blanes (Girona) y Murcia. Lo cierto es que en los últimos años se han disparado estos casos: 14 en 2017 y 60 en 2018. 2019 podría dejar una cifra récord.

En los 135 casos registrados desde 2016, 54 víctimas eran menores de edad y seis tenían discapacidad. Además, al menos 16 de los casos registrados han sido "pornificados"; es decir, grabados.

Hoy nos visita la sexóloga Silvia Pérez, con la que hablamos de la relación que puede existir entre la pornografía y estas actitudes sexuales violentas.

Erróneamente, este tipo de películas se pueden convertir en la educación sexual del siglo XXI. Su acceso es totalmente libre y gratuito; y la media a la que los españoles empiezan a consumirlas se sitúa en los 9 años.

El problema es que el porno, en la mayoría de los casos, muestra escenas de extrema violencia. Entre las búsquedas más frecuentes de los portales pornográficos es frecuente encontrar tendencias como "manada" o "violación".

Silvia Pérez nos explica el problema que está generando en la educación sexual este tipo de contenido en la red.