Los médicos madrileños, muy preocupados por una pandemia "que no deja de crecer"

Los últimos contagios en la Comunidad de Madrid son preocupantes. El 40% de todos los contagios nacionales, son en Madrid. Además, las UCI están ocupadas en un 40% por pacientes de Covid-19 y la presión hospitalaria sigue creciendo, que está ya en un 20%. Pero hay hospitales, como el Infanta Leonor de Vallecas, que está en un 100% de ocupación y en una situación límite.

Se habla de tomar medidas más drásticas, de reabrir el hospital de Ifema... Y este viernes la presidenta regional dará una rueda de prensa para anunciar las nuevas medidas que afectarán a la Comunidad de Madrid. También tiene prevista la fecha de una ‘inminente’ reunión con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Con máxima preocupación

Los sanitarios viven todo esto con mucha preocupación, y piensan que confinar barrios no sería suficiente en estos momentos, algo que se tenía que haber hecho “mucho antes”. El doctor César Carballo, médico de urgencias del hospital Ramón y Cajal, comenta que ya avisaron desde mediados de agosto que era necesario confinar de forma inteligente por sectores “y ahora no va a ser suficiente confinar barrios, ahora van a tener que confinar de forma inteligente a Madrid entero”.

Hablamos en Madrid Directo Onda Madrid con Manuel Martínez-Sellés, jefe de la sección de Cuidados cardiológicos agudos del hospital Gregorio Marañón de Madrid. Martínez-Sellés ha comentado que están muy preocupados porque “aunque es un aumento de casos más paulatinos que lo que vivimos en marzo, es más sostenido, no vemos el momento en el que deje de crecer tanto los ingresos en hospitales como en Cuidados intensivos y lentamente empezamos a tener situaciones muy similares a las que empezamos a vivir en abril”.

"Empezamos a tener situaciones muy similares a las que vivimos en abril"

El doctor ha insistido en el problema que tienen delante “a pesar de que la evolución de los pacientes es algo mejor y a pesar de que tenemos más tratamientos, es un goteo incesante, sobre todo en la zona sur”.

La pandemia se distribuye de forma asimétrica en Madrid, explica Martínes-Sellés, y los hospitales que se encuentran en el sur de la región, están en una situación límite, mientras que los hospitales que están en el norte de Madrid están mejor “desde mi criterio deberían distribuir a los enfermos”.

En cuanto a las UCI, también está aumentando la presión, ya que representan aproximadamente un 10% de los pacientes ingresados “y a medida que sube el número de pacientes ingresados, aumenta a su vez el número de pacientes en UCI”.

Además, esto está provocando que aumenten otras patologías por esperar y no acudir al médico, como el caso de las cardiopatías, que se han duplicado.