La justicia española reclama a cuatro madres refugiadas en Siria por delitos de terrorismo

La Audiencia Nacional reclama a tres ciudadanas españolas y otra marroquí, con hijos a su cargo, por delitos de terrorismo. Están retenidas en un campo de refugiados controlado por una coalición internacional que lucha contra el Estado Islámico .

España pedirá la colaboración de las autoridades kurdas y sirias para que las mujeres sean trasladadas a nuestro país. Una comisión interministerial estudia el caso.

Las cuatro mujeres, que son consideradas "altamente peligrosas", llegaron a esta zona de Siria controlada por el Estado Islámico siguiendo a sus maridos, miembros de la organización terrorista. Ahora piden volver a España.

"Han sido testigos, un actor más o menos activo de las barbaries terroristas"

Manuel Gazapo, director del Observatorio Internacional de Seguridad y experto en terrorismo considera que estas mujeres "han sido testigos, un actor más o menos activo de las barbaries terroristas que se han cometido en estos lugares".

"No hace falta ser terrorista para ser un esbirro del terror"

"Ellas alegan que llegaron engañadas, niegan que sus maridos hayan combatido con el Isis y dicen que no han visto las atrocidades que ha cometido la organización terrorista, aunque, en todo caso, no hace falta ser terrorista para ser un esbirro del terror ", continúa Gazapo, "Negar la realidad de forma sistemática es dar luz verde a las inquietudes de los investigadores".

"Las ejecuciones y torturas se cometían a diario. Es difícil de creer que estas mujeres no presenciaran absolutamente nada", concluye el experto.

Mejores Momentos

Programas Completos