Pánico en un vuelo que ha caído 300 metros en picado.

35 pasajeros de un avión de la compañía Evelop han sido atendidos en Barajas por policontusiones y cortes. Las turbulencias han provocado una caída en picado de 300 metros. Varias personas han sufrido golpes en la cabeza y extremidades cuando trataban de protegerse. Pensaban que el avión se iba a estrellar directamente contra el suelo. El tramo de turbulencias duró 15 minutos. Así lo recuerda esta pasajera. Muchos iban sin cinturón, lo que provocó más daños.

Desde el sindicato de pilotos aseguran que los aviones están preparados para soportar este tipo de turbulencias. Escuchamos a Javier Martín, director técnico de Sepla.

Los pasajeros heridos han sido atendidos en la pista de aterrizaje de Barajas. Hasta allí se desplazaron los servicios de emergencias. Trece de los 35 heridos fueron hospitalizados en La Paz, San Chinarro y el Ramón y Cajal. Todos han sido dados de alta tras un reconomiento médico. Desde la compañía aseguran que no se ha producido nada fuera de lo normal durante el vuelo. El avión venía de Port Louis, en las Islas Mauricio.

Mejores Momentos

Programas Completos