Los niños también aprenden en vacaciones

Los deberes en verano para los niños... ¿son recomendables? Hablamos de esto con la profesora y escritora Carmen Guaita.

De las vacaciones también se puede aprender

Las vacaciones pueden influir mucho sobre los niños. Un verano en un pueblo, con familiares, o en un lugar que puedan descubrir, enseña mucho a los niños. Si se viaja, se aprende.

Pero los deberes tampoco son malos durante el verano. Aunque como siempre, todo depende de cada niño. El hacer unos ejercicios puede ayudar a los niños a refrescar los conocimientos adquiridos durante el curso. Pero aprender debe ser algo interesante. Es imposible 'castigar' a leer, porque terminará odiándolo. Pero tampoco puedes 'castigar' al niño a jugar a un videojuego durante ocho horas seguidas.

"El verano puede ser un creador de felicidad si encontramos aficiones comunes entre los padres y los hijos"

La rutina del verano no puede ser la misma rutina que en invierno, pero sí es sano encontrar una rutina para el verano.