"El Gobierno de Cristina Cifuentes es de chapa y pintura"

Madrid despierta

| 08.09.2015

Madrid Despierta ha recibido hoy la visita de Sara Hernández. La alcaldesa de Getafe y secretaria general del PSOE-M ha precisado que su interés por cambiar el sistema operativo del PSOE es por “poder trabajar todos y todas juntas y hacer del PSOE un partido ganador, porque la sociedad de Madrid lo demanda”, Hernández ha admitido, por tanto, que ha hay división en el partido y que por esta razón dio “un paso al frente” para ser secretaria general de los socialistas madrileños. “Hemos tenido una época convulsa pero estamos poniendo las bases para acabar y centrarnos en lo importante, que son los madrileños y los madrileñas”.

En este sentido, la líder socialista ha admitido también que no fue fácil destituir a Antonio Miguel Carmona, pero, a su modo de ver, era “sin duda necesario” para “poner al partido en las mejores condiciones para ganar en las instituciones, para plantear un proyecto solvente y progresista y para decirle a los vecinos de Madrid que trabajamos desde ya para volver a recuperar su confianza”. Hernández ha añadido que, en todo caso, esto “ya es pasado” y ha confirmado que no ha vuelto a hablar con Carmona desde entonces.

La secretaria general del PSO-M también ha asegurado que no tienen ningún temor a la revancha del ‘tomasismo’ o de que puedan surgir otras familias. “En el Partido Socialista no hablo de ‘tomasismo’ ni de ningún otro ismo, solo de socialismo”. “No tengo ningún temor por lo que ocurra en el PSOE porque lo decidiremos todos. No tenemos cuentas pendientes entre nosotros. Tenemos diferencias de opinión”.

Por otro lado, Sara Hernández, haciendo balance del Gobierno de Cifuentes, ha asegurado que es un Gobierno “de chapa y pintura, donde la presidenta y el PP han querido hacer dar idea de una nueva etapa, cuando hemos visto que es más de lo mismo, heredera de Ignacio González y Esperanza Aguirre. Es lo mismo en el fondo y también en las formas”. “Pretende dar una imagen de progresismo que es un barniz”, y ha puesto como ejemplo la eliminación del Consejo Consultivo. “¿Cómo se puede tramitar por urgencia y sin un debate? Volvemos a las mismas formas de la imposición y de carácter autoritario”.

Para Hernández, al igual que para José Manuel López, Cifuentes accedió a la asistencia sanitaria a los inmigrantes irregulares por la presión de la oposición. “No lo ha hecho con agrado. Hubo una proposición no de ley que obligaba a Cifuentes a poner en marcha, en un plazo de 30 días, la asistencia sanitaria para personas en situación irregular, y en este plazo se sacó de la chistera una nueva directriz para todos los centros de salud con la que ponía en un serio aprieto a los profesionales sanitarios, porque les obligaba a atender a personas en situación irregular sin que la ley lo amparara y sin decir el cómo”. En su opinión, la solución es la “derogación del real decreto de 2012: que vuelva una sanidad pública, universal y gratuita para todos, independientemente de las circunstancias”.

De las medidas propuestas por Manuela Carmena, le ha gustado que la alcaldesa haya abanderado la solidaridad con los refugiados, dejando en “evidencia” al Gobierno de Rajoy y de Cifuentes. Sin embargo, no apoya, tal como propone Bibiana Medialdea, la persona designada por Podemos para llevar a cabo la auditoría municipal, el no pagar una parte de la deuda. “Tenemos claras diferencias con esta postura. Hay que hacer auditorías para que la ciudadanía conozca cómo y dónde se ha gastado el dinero público, pero también señalamos que la deuda es la deuda y se ha adquirido con una serie de proveedores a los que hay que pagar. Y Madrid no es una excepción”.