Sopa fría de piña y coco con cúpula de caramelo

Madrid Contigo

| 23.06.2017

Margarita, de gastroamantes, nos propone un postre sencillo, delicioso y muy sencillo de preparar.

Ingredientes para 6 personas

-1 piña

- 3 bolas de helado de coco

- Coco rallado

- 125 gramos de azúcar blanca

- 5 cucharadas de agua

Dificultad

Fácil

Tiempo de preparación

25 minutos

Pasos:

Lo primero que hay que hacer es pelar la piña y retirar con la punta de un cuchillo los ojos. Eliminar la parte dura del centro y trocear. A continuación, hervir toda la piel de la piña en una cazuela con un litro de agua durante 40 minutos. Dejar enfriar y colar el resultado. La piña hay que triturarla en un vaso batidor con el helado y medio vaso del jugo de piña. Hay que eliminar los sólidos pasando la crema por un colador de malla fría y refrigerar durante un par de horas.

En una sartén antiadherente poned el azúcar y el agua para que se forme un almibar. Cocinar a fuego medio-alto durante 3 ó 4 minutos. Observaréis que en estos minutos, cambia de color blanco a un ambar suave. Nunca utilicéis ningún utensilio para trabajar el caramelo. Sencillamente agitar la sartén en movimientos circulares. Cuando tome cuerpo y color, levantar la sartén del fuego y girarla para mover el contenido haciendo círculos. De esta manera, irá desapareciendo más rápidamente la espumita que se ha formado, dejando asomar el verdadero color del caramelo. Cuando adquiera un tono dorado y brillante estará listo.

Recuerda que no se puede probar. El azúcar al calentarse puede llegar a alcanzar temperaturas superiores a 150º. Sed extremadamente cautos.

Luego, coloca la sartén sobre un paño húmedo y deja que temple unos segundos, no mucho, porque endurece rápidamente. Para crear la cúpula de caramelo, debes poner un poco de mantequilla en el exterior de un cucharón. Coger una cucharada de caramelo y cuando comience a salir en hilos finos extender en forma de rejilla. Cuando empiece a endurecer retiramos la cúpula de caramelo girando suavemente. No os preocupéis, sale muy, muy fácil.

Ya solo queda sacar la sopa fría de piña y coco y verter sobre una copa de cocktail, un poquito de coco rallado y nuestra cúpula de caramelo.