El Ayuntamiento cambia las bolsas de recoger las cacas porque las robaban

Madrid Contigo

| 11.08.2016

El Ayuntamiento de Madrid decidió hace unos meses comenzar a sustituir las clásicas bolsas verde que sirven para recoger los excrementos de los perros por unas negras que llevan el siguiente mensaje: "Artículo no apto para uso alimentario". Y es que aunque puede sonar a broma, el motivo de cambiar dichas bolsas es que la gente se las llevaba en grandes cantidades para guardar comida, el bocadillo de los niños, etc.