Dos agentes de policía salvan la vida de un bebé

Madrid Contigo

| 11.10.2016

Una pareja de policías nacionales se han convertido en héroes. Gracias a la maniobra que le practicaron a un bebé lograron liberarle de la asfixia que padecía y salvarle la vida. Un servicio con final feliz que, dicen, nunca olvidarán.

El bebé, de apenas un mes, se estaba ahogando y se encontraba en estado crítico por una mucosidad.

La madre del pequeño, que reside en Leganés, llamó a los servicios de emergencia porque su hijo no podía respirar y fueron los agentes los primeros en llegar y en comprobar que el pequeño estaba amoratado y en estado crítico.

Con diversas maniobras de reanimación, como insuflaciones y compresiones en el tórax, los policías consiguieron que expulsara una mucosidad que pudo ser la causa de la pérdida de respiración.

Según relató la madre, el pequeño empezó a ponerse morado y presentaba serias dificultades para respirar después de haberle dado el pecho.

Tras las maniobras de los policías, el bebé expulsó una bola dura de color blanquecino, posiblemente algún tipo de mucosidad, y comenzó a llorar y a respirar lentamente.

Poco después fue trasladado en una UVI móvil al hospital de Leganés en estado estable.