Cómo actuar con los niños ante un golpe en la cabeza o un diente roto

Madrid Contigo

| 10.05.2017

Descubrimos en nuestra sección de salud cómo actuar cuando nos enfrentamos a los típicos pero a veces dolorosos golpes que se dan los más pequeños de la casa cuando juegan o nos despistamos. Raquel Jiménez García y David Andina, pediatras de urgencias del Hospital Niño Jesús, nos han ofrecido una serie de consejos que también son aplicables a adultos.

Por ejemplo, cuando un niño se golpea la cabeza, hay que comprobar la gravedad del golpe y el estado de consciencia del menor. Aplicar frío viene bien cuando se trata de golpes leves. Pero en los casos más graves, hay que evitar movimientos bruscos y activar los sistemas de emergencia, acudiendo al centro de salud o solicitando ayuda.

Cuando se trata de una posible fractura en una extremidad, hay que inmovilizarla con lo que tengamos a mano: puede sevir una simple revista y una servilleta.

En el caso de los dientes, si hay sangrado hay que comprimir la zona con un trapo o una gasa limpia. Si hay una pérdida de una pieza dental, hay que guardarla en suero fisiológico, leche o saliva para intentar su posterior reimplante. Inmediatamente hay que acudir a un dentista de urgencias.