La última versión de Amar es para Siempre homenajea a las madres y las suegras españolas

La ficción clásica de nuestro país vive momentos de gloria. Series ambientadas en los años 50 y 60, cardados, tocados, faldas hasta el tobillo... y almibarados diálogos que en ocasiones se tuercen por la insistencia de algún que otro personaje. Llega la última versión de Amar, homenajeando a las madres.