Jesús Colleja vuelve a enfrentarse a un desafío extremo: la minuta del fontanero en casa

El desagüe del cuarto de baño, el atasco, las críticas al fontanero anterior... Ninguno de estos argumentos le resulta ajeno a nuestro héroe. Su objetivo esta vez es gastar la menor cantidad de dinero posible y evitar la consiguiente clavada. Pero no va a resultar fácil. El riesgo es máximo.