El atracador atracado, un fenómeno que solo podía ocurrir en el país de la picaresca

¿Imaginan poder dar conversación y persuadir a un atracador en pleno instante del delito? En España es posible. Eso sí, es una labor solo apta para un tipo de persona. Alguien con arrojo, con templanza y sobre todo, con mucha cara dura: un banquero.