Desafío Extremo opta por un reto fácil. Irse del establecimiento haciendo un "simpa"

Desafío Extremo opta por un reto fácil. Irse del establecimiento haciendo un "simpa"

¿Para qué complicarse la vida con grandes desafíos, si es mucho más sencillo llegar a un restaurante, comer como si no hubiera un mañana, y poner pies en polvorosa después? El último desafío de Jesús Colleja es así. Un simpa en toda regla.