Un mapa del Rastro para no perderse ningún puesto

El Rastro de Madrid reabrirá el domingo 22 de noviembre tras 8 meses cerrado
El Rastro de Madrid reabrirá el domingo 22 de noviembre tras 8 meses cerrado |EFE

Si hay un plan por excelencia para hacer los domingos en Madrid es, sin duda, ir al Rastro. Solo, con amigos o como tú prefieras, el animado ambiente de las calles eclipsa todo lo demás. Es el lugar y el momento idóneos para sumergirse entre miles de artículos, cada cual más variopinto que el anterior.

Que estás buscando un cuadro para decorar el salón. Ve al Rastro. Que lo que quieres es completar tu colección de cromos de la infancia. Ve al Rastro. Que te has cansado de la mesa del salón y quieres cambiarla. Ve al Rastro.

Todo lo que uno se pueda imaginar tiene cabida en este mercado, desde libros descatalogados a muñecas, antigüedades o música. Y si no quieres comprar nada no hay problema, puedes simplemente ir recorriendo los puestos en busca de los objetos más curiosos.

La pandemia del coronavirus obligó a los comerciantes a cerrar los puestos, que llevan ocho meses sin ver la luz. Pero este domingo 22 de noviembre vuelven a reabrir sus puertas para que podamos volver a reencontrarnos con este encantador escenario. Eso sí, respetando las medidas de seguridad por el Covid.


Siguiendo "el rastro" de su nombre

El Rastro es un mercado al aire libre que se monta los domingos y festivos en el centro de Madrid. Desde la pronunciada cuesta de la Calle de Ribera de Curtidores se extienden cientos de puestos especializados en artículos de segunda mano. Si buscamos a conciencia en ellos, podemos encontrar todo lo que nos imaginemos.

Cuenta con más de 400 años de historia a sus espaldas y nació como un mercadillo semi-clandestino de venta de objetos usados o baratillos. Con el paso de los años se ha ido reglamentando su actividad comercial y en la actualidad es uno de los atractivos turísticos y de ocio de Madrid. A comienzos de este siglo superaba los 3.500 puestos.

Pero... ¿y de dónde viene su nombre? La zona que ocupa El Rastro era el antiguo lugar donde estaban las curtidurías, próximas al matadero. A lo largo del recorrido que se hacía para trasladar las reses de un punto al otro, quedaba en la calle un rastro de sangre. Este "rastro" es el que da nombre al famoso mercadillo madrileño.

Plano de 1622 de Madrid |Archivo

A lo largo de los años, las diversas zonas que conforman El Rastro se han ido especializando en determinados productos.

  • La Calle Fray Ceferino González también es conocida como la calle de los pájaros, ya que antiguamente se dedicaba a la venta ambulante de animales. Todavía podemos encontrar algunas tiendas especializadas.
  • La Calle de San Cayetano, también conocida como la calle de los pintores. Aquí encontramos diversas tiendas en las que adquirir cuadros y materiales de pintura.
  • La Calle de Rodas, la Plaza del General Vara del Rey y la Plaza de Campillo del Mundo Nuevo son zonas especializadas en la compra-venta de cómics, revistas, cromos y demás coleccionables.
  • La Calle del Carnero y la Calle de Carlos Arniches están especializadas en la venta de libros antiguos y de segunda mano.

Objetos del pasado y de decoración

El Rastro cuenta con importantes anticuarios y tiendas de decoración, donde siguen siendo muy populares y atractivas las almonedas. Estas calles son un lugar único para los más curiosos y nostálgicos.


Nuevas Galerías (Ribera de Curtidores, 12)

  • Salas. Es un anticuario especializado en alta época en el que podemos comprar pinturas del gótico del siglo XIX, esculturas del románico y otras piezas antiguas.
  • El Jueves. En este local encontramos una cuidada selección de piezas de anticuario con valor decorativo de los siglos XVIII, XIX y XX.
  • Singulartmob. Venden diseños de la segunda mitad del siglo XX e iconos del XXI. También cuentan con piezas de jóvenes diseñadores.
  • Mercedes Cabeza de Vaca. Esta tienda es famosa por sus muñecas de porcelana, aunque también podemos encontrar diversos objetos cotidianos.
  • The Point. En ella encontramos, sobre todo, elementos decorativos y mobiliario.
  • Castillo Encantado. Una almoneda de las de toda la vida y en la que se pueden adquirir todo tipo de artículos.

Galerías Piquer (Ribera de Curtidores, 29)

  • Berenis. Una de las tiendas de antigüedades y decoración con mayor renombre de El Rastro.
  • Cele. Un anticuario de alta época fácilmente distinguible por todas las esculturas que nos esperan a la puerta del local.
  • Living Retro. Tienda retro y vintage con artículos del siglo XX al más puro estilo art nouveau, art decó y diseños de los 50, 60 y 70. En ella encontramos muebles, maniquíes, sillas, tocados de plumas, sombreros y ropa.
  • Tila Barrena. Un local sencillo y minimalista pero con una atrevida y valiosa selección de mobiliario y objetos decorativos.

Plaza General Vara del Rey

  • La Recova. En la tienda del número 7 abundan piezas de los años 50, 60 y 70.
  • La Europea. En el número 11 de esta plaza hay una de las tiendas de decoración y antigüedades más bonitas de El Rastro.

Calle Arganzuela

  • Lou & Hernández. En el número 13 encontramos una bonita tienda de decoración con muebles vintage.
  • L.A. Studio. El portal 18 de esta calle alberga una de las zonas de exposición más amplias de todo El Rastro.

Otros lugares

  • El Transformista (Mira el Río Baja, 16-18). Un espacio imprescindible en El Rastro que fue fundado por Carlos Mejía, un extraordinario buscador de mobiliario y objetos de los años 50.
  • El 8 . En la Calle Mira el Río Alta, 8 hay un interesante y cuidado anticuario.
  • Andrés Serrano. En la Calle Carnero 17 está "El Vajillero", una almoneda en la que destacan las vajillas, pero también otros muchos artículos.

Libros, música y todo tipo de coleccionables

El Rastro es el lugar idóneo para encontrar libros viejos, todo tipo de música y poder completar tus colecciones de cómics, revistas y cromos antiguos.


Libros

  • Plaza Campillo del Mundo Nuevo. Desde libros de viejo y de ocasión a música, películas, cómics y revistas.
  • Libros A. Hernández. En la esquina de la Calle Mira el Río Baja con Carnero, 12 encontramos libros de ocasión y liquidaciones a un precio muy asequible.
  • Libros Romo. El 19 de la Calle Carnero es un punto de encuentro para coleccionistas y amantes de los libros poco comunes.
  • Café librería Molar. En la Calle La Ruda, 19 encontramos una extensa selección de discos, fanzines, publicaciones independientes, cómics y libros. En la planta baja realizan exposiciones.
  • Juanito. En la Plaza General Vara del Rey, 8 hay una excelente tienda de libros de segunda mano.
  • El elefante del Rastro, situada en la Calle Mira el Río Baja, 20.

Música

  • En Discos Satélite encontramos una amplia selección de vinilos. Está en la Calle Ribera de Curtidores, 8.
  • Satanasa es una tienda de música en la que también hay vinilos, pósters, ropa, etc. En el Callejón del Mellizo, 6.

Cómics

  • Cómic Hunter (Mira el Río Baja, 2) es una tienda de cómics de segunda mano, películas, tebeos y colecciones.

Traperos y coleccionismo militar

Lo más auténtico y especial de El Rastro es encontrarse con artículos inimaginables. Entre los miles de objetos que se amontonan a lo largo de todos los puestos hay auténticas reliquias. Cafeteras, picaportes, postales, cartas, velos de novia... Todo tiene cabida en El Rastro.


  • En el Puesto de Diego (Plaza General Vara del Rey) encontramos fundas de almohada y manteles de Bélgica y Holanda.
  • Pedro el herrero (Plaza Cascorro) ofrece antiguallas de reciclaje y fragua.
  • En Santa Ana 14 hay tienda de muñecas de porcelana, ropa antigua, de bebé, casullas, etc.
  • Siete Mundos (Carnero, 10) ofrece vestidos, telas antiguas, trajes de época, manteles, sábanas, cortinas, etc.
  • Objetos militares (Bastero, 17). Todo tipo de coleccionismo militar. 
  • Coleccionismo Militar Arganzuela (Arganzuela, 29). Uniformes, medallas, fotografías, documentos, banderas…
  • Antigüedades de oficina (Arganzuela, 29). Máquinas de escribir y todo tipo de muebles y objetos de oficina.
  • Dreams (Bastero, 4). Coleccionista de juguetes, máquinas y artículos deportivos retro.
  • La Tapicera, en la Calle Bastero, 10, es una tienda y taller de tapicería de las de toda la vida.

¿Dónde comer y beber?

Y después de tanto buscar entre los objetos más variopintos hay que recargar las energías. En las calles de El Rastro podemos encontrar locales en los que comer auténticas delicias.


  • En Malacatín (Calle de la Ruda, 5) podemos probar uno de los mejores cocidos de toda la capital. El nombre de este negocio se debe a un mendigo de finales del siglo XVII que solía cantar en esta tienda de vinos: "Tin, tin, tin, Malacatín, tin, tin".
  • Los mejores boquerones en vinagre de Madrid están en Cervecería Arganzuela, en la Calle Arganzuela, 3.
  • Si lo tuyo son los caracoles, en Casa Amadeo (Plaza de Cascorro, 18) sirven desde 1942 los caracoles más famosos de Madrid.
  • Cervecería Cruz, en la Plaza de Cascorro, es famoso por sus navajas a la plancha.
  • Bar Santurce, en la Plaza del General Vara del Rey, es una parada obligatoria para los amantes de las sardinas asadas.
  • EL capricho extemeño (Calle Carlos Arniches, 30) es el sitio por antonomasia de las tostas de El Rastro. Las hay de todo tipo.
El Rastro reabre el domingo con 500 puestos separados a metro y medio y un aforo de 2.702 personas
El Rastro reabre el domingo con 500 puestos separados a metro y medio y un aforo de 2.702 personas
El Rastro reabre el domingo con 500 puestos separados a metro y medio y un aforo de 2.702 personas

El Rastro reabre el domingo con 500 puestos separados a metro y medio y un aforo de 2.702 personas