Tanques turcos vigilan el toque de queda tras morir 18 personas en protestas

08.10.2014

El Ejército turco mantiene hoy desplegados blindados en Diyarbakir, la principal ciudad de la región sureña de mayoría kurda, para imponer el toque de queda tras los enfrentamientos entre kurdos izquierdistas e islamistas radicales que provocaron ayer 18 víctimas mortales. El ministro de Agricultura, Mehdi Eker, confirmó hoy en una rueda de prensa en Diyarbakir la cifra de 18 víctimas, de los que diez murieron en esta ciudad.