Insultos y amenazas, la forma más común de ciberbullying

Insultos y amenazas, la forma más común de ciberbullyng
Insultos y amenazas, la forma más común de ciberbullyng

Las redes sociales llegaron para hacer nuestra vida más fácil. Primero fue Messenger, algo que empezaba de manera personal. Después apareció Tuenti y más tarde Facebook, una red social enfocada a familiares y amigos, por último se unieron twitter e Instagram redes sociales mucho más amplias, en donde expresamos nuestras opiniones de manera mucho más abierta. Ambas cuentan con la opción de privatizar el usuario, pero es cierto que Instagram no solo es una red social, también se ha convertido en negocio y por ello, son muchos los que prefieren dejar abiertas sus cuentas para conseguir más seguidores.

El problema actual de las redes sociales es que cualquiera nos puede poner un mensaje y acosarnos a través de las redes. Son muchas las personas que se sienten amenazadas o humilladas a través de internet, sobre todo los más jóvenes y en cuanto a género son las mujeres las más afectadas. Las mujeres son más proclives a sufrirlo que los varones: 65,6% frente a un 34,4%, sin que se aprecien diferencias relevantes en el tiempo, como muestra un estudio realizado por la fundación Anar sobre el acoso escolar y ciberbullyng.

Según este mismo estudio, la edad media de inicio de ciberbullyng es a los 12 años, ya que es a esta edad cuando los menores suelen iniciarse en el uso de las nuevas tecnologías y se crean su perfil en diferentes redes sociales (a pesar de que la edad mínima es de 14 años).

El 50% de los agresores son amigos de la víctima

Crece el numero de agresores varones respecto a 2017. En particular la proporción de hombres se ha incrementado desde el 31,2% hasta el 46,7%. Además, la mayoría de las amenazas a las víctimas de ciberbullying provienen de antiguos amigos. En concreto, es así́ en un 49,0% de los casos.

Este tipo de acoso que sufren, en su mayoría jóvenes, a través de las redes esta muy relacionado con el acoso escolar. Según el estudio realizado por la misma fundación, un 24,7% de los casos de acoso escolar es ciberbullyng.

Los insultos y amenazas son las formas más habituales de insulto en las redes. Las agresiones verbales –insultos o palabras ofensivas directas– prevalecen a través de los años sobre el resto de las conductas; ahora mismo están presentes en un 67,9% de los casos. Secundariamente, aparecen amenazas (35,7%), insultos o palabras ofensivas indirectas (28,6%).

¿Cómo frenar el ciberbullyng?

Los padres y familiares de las víctimas se preguntan constantemente como evitar el acoso a través de la red. Algunas de las redes sociales, como twitter, han añadido una nueva herramienta para combatir el ciberbullyng. Se trata de agregar una nueva opción a su servicio de llamada “mute” para proporcionar mayor control sobre el contenido que se ve en la línea de tiempo de cada usuario y a forma de interactuar con otras personas.

La opción “mute” permite silenciar lo que otros usuarios tuitean sin alentar al usuario silenciado. Al silenciar un usuario eliminamos sus Tuits y RTs de la línea de tiempo por lo que las interacciones con el usuario se dejan de notificar.

Según el estudio realizado por la Fundación Anar la herramienta a través de la cual se realiza ciberbullyng es WhatsApps. Los datos obtenidos revelan que en el 76% de los casos se realiza el acoso a través de esta aplicación. Distintas organizaciones, padres y las propias redes siguen buscando soluciones para frenar el acoso a través de internet y que la situación de ciberbullyng acabe en tragedia.