El fiscal pide al tribunal del caso Nóos que se abstraiga de "juicios paralelos"

El fiscal anticorrupción Pedro Horrach ha iniciado su informe final en el juicio del caso Nóos arremetiendo duramente contra el juez José Castro -que instruyó la causa durante más de cinco años- y el sindicato Manos Limpias, única acusación que reclama pena de cárcel para la Infanta Cristina.

Horrach ha acusado al magistrado de haber construido un "andamiaje sobre conjeturas y sospechas de gran calado y aplauso mediático" para sentar en el banquillo a la exduquesa de Palma.

Durante su intervención, que ha arrancado pasadas las 9.20 horas, Horrach ha criticado que la instrucción de la causa se convirtiera en "persecución" y durante la misma se primase "la apariencia de la justicia por encima de la justicia". Y todo ello en base a "malabarismos jurídicos retorcidos y engañosos" y la utilización del "fraude de ley" por parte de Manos Limpias para mantener acusada a la hermana del Rey Felipe VI.

ALERTA DEL RIESGO

El representante del Ministerio Público ha llegado incluso a alertar del "riesgo de convertir el estado de derecho en un reino de taifas procesal" y ha recriminado que, en el actual sistema penal, no puede haber resoluciones que cobijen convicciones personales" como, a su juicio, ha efectuado Castro.

En esta línea, el fiscal ha reprochado que, en una de sus resoluciones, el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma llegase a señalar que "se desconoce por qué se deja al margen a Cristina de Borbón" en los numerosos informes que la Agencia Tributaria aportó a la causa, planteando así "dudas de tal calibre" que "la lógica implica que debiera haber solicitado aclaraciones al respecto o utilizar los mecanismos legales" pertinentes, "pero no hizo ni lo uno ni lo otro".

Mejores Momentos

Más de Ministerio de Justicia