Los sindicatos de las empresas de recogida de basura mantienen las líneas rojas que habían planteado

Madrid se ha librado in extremis de la huelga en la recogida de basuras que los trabajadores iban a comenzar hoy en la capital por el bloqueo en la negociación del convenio colectivo. Las empresas concesionarias y los sindicatos llegaron a un acuerdo a última hora del domingo, tras negociar durante todo el fin de semana. Los representantes de la plantilla aseguran que han conseguido mantener las líneas rojas que habían planteado.

Lo más importante, un convenio único para todos los trabajadores del servicio la recogida de basura, independientemente de la empresa por la que estén contratados. Convenio común para las plantillas de FCC y la unión temporal de empresas CESPA-URBASER, con una garantía salarial, estabilidad en el empleo y una subida salarial de entre un punto y un punto y medio porcentual. Las negociaciones han sido duras.

La huelga era indefinidad, e iba a coincidir con las fiestas del SAn Isidro e incluso con la jornada electoral. Pero los sindicatos inisten en que su intención no era montar un circo, sino velar por los intereses de los trabajadores y también del servicio.

Porque recuerdan, en noviembre cumple el contrato con las dos empresas adjudicatarias, y se convocará un nuevo concurso. Este acuerdo evitará despidos y que las nuevas empresas impongan nuevas condiciones laborales. FFCC se encarga de la recogida de basura en siete distristos del centro de la capital y la UTE Cespa-Urbaser gestiona los 14 distritos periféricos de la ciudad. El convenio firmado estará vigente durante los años 2015 y 2016.

Mejores Momentos